Aire libre

¿Cómo ponerte en forma con el ping pong?

ping pong

Después de los chiringuitos, las tapas y los helados llega la vuelta a la rutina. Y con ella, llega el momento de proponernos objetivos y retos para el nuevo curso. Tras analizar todas las opciones, llegas a la conclusión de que es momento de cuidarte y ponerte en forma pero… ¿por dónde empezar?

Te proponemos un deporte sencillo, dinámico y muy divertido con el que podrás competir, disfrutar y mejorar tu salud; el ping pong. Sí, sí, has oído bien. El ping pong tiene muchísimos beneficios tanto físicos como psicológicos en nuestro cuerpo, no necesita gran preparación, ni un equipo profesional, ¡simplemente muchas ganas de pasarlo bien!

El tenis de mesa es apto para los mayores así como para los más peques de la casa. Al tener que ejecutar movimientos rápidos, mejora los reflejos y nos ayuda a ganar agilidad corporal y coordinación sin sobrecargar las articulaciones. La velocidad y el ritmo de juego nos permite mejorar nuestra capacidad aeróbica a la vez que quemamos calorías. ¡Para ser el mejor, tienes que ser el más rápido!

Al mismo tiempo, el ping pong nos obliga a pensar. Debemos ser capaces de tomar decisiones estratégicas y ejecutarlas rápidamente, por lo que fomenta nuestra capacidad de reacción y nos hace ser más ágiles mentalmente. Al ser un deporte para más de un jugador, fomenta la relación y la comunicación entre jugadores.

Por si todavía no te has animado a probarlo te diremos una cosa más; el tenis de mesa es un deporte económico y súper adictivo. Solo necesitas una mesa de ping pong como la mesa ping pong Sahara, un par de paletas y una pelota, un buen rival y… ¡que empiece el juego!

>  8 Trucos para empezar a hacer paddle surf

Deja una respuesta