Consejos, Deportes Acuáticos

Consejos para mantener tu kayak en perfecto estado

mantenimiento del kayak 1024x576 1

Cuando encuentres el kayak perfecto para ti debes aprender inmediatamente como cuidarlo. De lo contrario, tu kayak no tendrá la duración que te gustaría. No es difícil realizar el mantenimiento del kayak y tenerlo en condiciones óptimas, solo debes ser atento y tener paciencia para realizar cada proceso.

No importa si utilizas tu kayak en el río o en el mar, son diversas las situaciones que se te pueden presentar, y por eso es importante tenerlo en las mejores condiciones. Para ello, debes invertir tiempo en el mantenimiento del kayak, también debes evitar el desgaste y el uso inapropiado del navío.

Cuando adquieres un kayak te cercioras de su buena calidad, como los de el kayak volador o el kayak hinchable que están disponibles en nuestra tienda. Sin embargo, la calidad no te asegura durabilidad, es aquí donde influye el cuidado que le des a tu kayak.

Conservar y cuidar una embarcación requiere de tiempo. En Devessport te explicaremos los cuidados que debes tener en tu kayak, antes y después de utilizarlo.

Cuidados que debes tener para el mantenimiento del kayak

Para el mantenimiento del kayak no solo debes cuidar la estructura, también debes cuidar los remos, el faldón, el chaleco y todos los accesorios que lo complementan. Claro, estos implementos requieren menos tiempo de cuidado.

Para brindar un tratamiento ideal a tu kayak, lo ideal es guiarte por el material en el que esté fabricado. Los de madera necesitan más cuidados, aunque los más comunes son los de fibra de vidrio y los de plástico, por eso en este artículo nos enfocaremos en estos dos.

Recomendaciones antes de navegar en kayak

Los cuidados antes de empezar a navegar te dan seguridad en la salida. Cuidar el aspecto o un cambio de pieza puede hacer la diferencia. A continuación, te daremos unos consejos para el mantenimiento del kayak antes de navegar.

Inspección de rutina

Siempre debes inspeccionar tu kayak, antes de salir en una excursión o paseo. Debe ser una norma básica de seguridad, así vas a asegurarte que todo está bien con tu kayak y que tendrás un buen rendimiento en el agua. Siempre debes supervisar los siguientes elementos:

  • Verificar las piezas del kayak. Si ves algo oxidado, aislado o doblado, es mejor cambiarlo.
  • Las cintas o correas de agarre siempre deben estar enteras. No deben tener cortaduras, desgaste o huecos en exceso. Estas cumplen la función de mantener tu kayak seguro mientras lo trasladan en coche o cuando lo almacenas.
  • Si las hebillas están corroídas o dobladas, debes cambiarlas. Siempre tienen que estar en buenas condiciones porque aseguran el agarre de tu kayak.
  • Cuando vayas de pesca, verifica los cordones de seguridad que mantendrán tus utensilios en el bote. De igual forma, verifica el cordón de fondeo.
  • Y uno de los aspectos más importantes, asegurarte de que los sellos que impiden el paso del agua estén óptimos. Puedes usar sellador si es necesario y siempre evita el uso de silicona.
>  Guía de ejercicios para ponerte en forma y hacer paddle surf

Protección UV

Para que tu kayak tenga mayor durabilidad, debes protegerlo de los rayos ultravioletas. Sobre todo, los navíos que son de plástico. Este es un material fácil de cuidar y existen canoas de muy buena calidad, como el kayak Otium 1, que tiene asiento y timón de plástico con un sistema de dirección y reposapiés ajustables.

Algunos navíos de plástico incluyen la protección UV, que es un tinte que les da brillo. Sin embargo, es bueno adquirir más para doble protección.

Dos veces al año puedes aplicar protector de plásticos con filtro UV, así evitarás que tu kayak se decolore o se vuelva quebradizo. Además, proteger tu canoa del sol, ayudará a humectar el material de fabricación y restituir los aceites. Estos cuidados contribuirán a la flexibilidad y apariencia del mismo.

Las sustancias de protección UV también las puedes aplicar en los equipos de navegación fabricados con nylon. Los kayaks de fibra de vidrio, aunque no son tan sensibles al sol también utilizan este tipo de protección.

Recomendaciones después de navegar

Después del paseo emplearás más tiempo en el mantenimiento del kayak.

Lávalo siempre

Cuando regresas de paseo, si estuviste en el océano, lo primero es enjuagar el kayak y todas las herramientas con agua dulce. Así evitas la corrosión. Debes prestar atención a las piezas metálicas, lo mismo para los tornillos o engranajes que sean de acero inoxidable.

También debes limpiar la parte interior del kayak. Puede acumularse arena en el timón o los rieles de los pedales, hay que limpiar bien para evitar que se trabe el mecanismo o se produzca abrasión. De igual forma, limpia los sellos de goma que son sensibles al salitre.

>  7 consejos y técnicas para practicar paddle surf

Al momento de poner a secar tu navío, hazlo en un lugar con buena ventilación. Si es posible utiliza una toalla para secar el interior. Si el kayak es de fibra, aplica un pulimento, siempre verificando que es el ideal para tu canoa.

Cuídalo de la corrosión

Las zonas que tienen metales deben tener un estricto mantenimiento. Son delicadas y más si hay dos diferentes ya que se puede generar una corrosión galvánica.

En estos casos, lo mejor es aplicar lubricante que repele el agua cuando termines de secar todo tu kayak. También es bueno que engrases las manijas, los pedales y el timón.

Opta por un almacenamiento preventivo

El lugar donde guardas tu kayak debe ser especial. Tiene que tratarse de un espacio solo para tu canoa y sus accesorios, evitando el contacto con otros objetos para que no se golpee, o se dañe la superficie y afecte a su utilidad. También puedes optar por colocar pernos especiales que sostengan la embarcación.

Para asegurar tu kayak utiliza correas de agarre, es muy útil para los materiales livianos como el plástico. Si no puedes dedicar un espacio exclusivo para tu equipo de navegación, puedes dejarlo fuera del hogar, pero siempre con forros o mantas que lo protejan.

Existen lonas especiales, que incluso tienen las medidas exactas de tu kayak y sirven para este tipo de casos. Además, podrás tenerlo almacenado por largos períodos de tiempo.

El mantenimiento del kayak inicia desde el momento que lo adquieres, debes prepararte para las rutinas de lavado después de su uso y no olvidar ningún paso. También es bueno que cada cierto tiempo cambies algunas piezas y apliques los protectores de sol o lo pintes al menos una vez al año para maximizar su durabilidad.

Recuerda que si estás buscando los kayaks de mejor calidad, en Devessport tenemos gran variedad en nuestra tienda. Ya sea que lo utilices para el río, mar o lagos, te ofrecemos las mejores opciones en kayaks para que disfrutes a lo grande este deporte acuático.

Deja una respuesta